Colegio Ntra. Sra. de Monte-Sión · Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato. +34 96155 52 52
Síguenos en: 

PREPARACIÓN PSICOLÓGICA ANTE LOS EXÁMENES

 GABIENTE DE ORIENTACIÓN

PREPARACIÓN PSICOLÓGICA ANTE LOS EXÁMENES

 

 

ÁNIMO, siguiendo unas pautas de planificación, concentración y auto-control VAS A SACAR LO MEJOR DE TI

  1. ¿CÓMO ORGANIZARTE EL ESTUDIO?
  • Lo primero es organizar el material. Para ser eficaz ordénate los bloques de contenido de cada asignatura.
  • Hazte un horario de estudio: plantéate cuántas sesiones de estudio necesitas para cada asignatura y distribuye dichas sesiones según el tiempo de que dispones hasta el día de las pruebas.
  • Seguro que eres especialmente hábil en determinadas materias, y otras, como a todos, te cuestan un poco más. Empieza por temas de dificultad media, sigue por los temas más difíciles y termina con los que más te gustan o te resultan más fáciles.
  • En los momentos en los que te encuentres más receptivo/receptiva dedícate directamente a los temas más complicados.

 

  • Incluye pausas entre sesiones de estudio (no más de 15 minutos) para moverte y relajar tu mente.
  1. ¿DÓNDE ESTUDIAR?
  • Tu lugar de estudio ha de ser tranquilo y silencioso.
  • Recuerda alejar de tu mesa de trabajo todo aquello que te pueda distraer.
  1. PRACTICA LA RELAJACIÓN
EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN
Inspira el aire profundamente por la nariz, inflando el abdomen.
Mantén el aire durante unos segundos.
Expulsa el aire por la nariz muy despacio, desinflando el abdomen.
Repítelo varias veces. Cuanto más despacio se produzca la respiración, mayor será la sensación relajación.
Es recomendable que realices, como mínimo, dos sesiones diarias de 15 minutos o tres sesiones diarias de 10 minutos para ejercitarte, le hará mucho bien a tu cuerpo y a tu mente.

Recuerda practicar la relajación cuidando la postura corporal, ésta ha de ser activa pero sin tensión: relaja los músculos, ropa cómoda y toma conciencia de tu respiración.

  1. TRANQUILIDAD Y EFICACIA

El día anterior al examen:

  • Si has trabajado diariamente no tienes de qué preocuparte.
  • El día de antes es una jornada de repaso y relajación.
  • Échale un vistazo a tus esquemas y repasa los conceptos básicos.
  • Realiza una actividad que te libere del estrés (da un paseo, haz deporte, date un baño…)
  • Vete a dormir pronto, pero antes prepara todo lo que necesitas para el día siguiente: DNI, lápiz, bolígrafos, calculadora…
  • Haz una cena ligera para favorecer la digestión.
  • Si te cuesta dormir, practica la relajación y descansa las horas que necesitas para realizar tus exámenes con total energía.
  • Quedarte hasta altas horas estudiando es contraproducente. Si no descansas tu mente, todo tu esfuerzo se puede ir al traste.

La mañana del examen:

  • Ante todo confía en tus posibilidades.
  • Desayuna muy bien.
  • Haz tus tareas habituales. No cambies ese día tu rutina.
  • Lo que tenías que hacer ya lo has hecho y tus esfuerzos se verán recompensados.

Las horas previas al examen:

  • Si hasta ahora has logrado mantener la calma y una actitud positiva, no lo estropees.
  • Llega con tiempo para no ir agobiado/agobiada.
  • Evita los grupos en los que el ambiente esté tenso.
  • Permítete estar más nervioso/nerviosa de lo habitual y no te juzgues por ello.
  • No intentes comprobar si recuerdas todos los temas. Antes del examen tu mente está en tensión, ya no puedes reforzar tu memoria, así que concéntrate en lo que vas a hacer.
  • Evita los pensamientos negativos. Sustitúyelos por otros más motivadores: “me he preparado lo suficiente”, “soy capaz de hacerlo bien” “es una suerte y una oportunidad estar aquí”

En el momento del examen:

Los resultados que obtengas en la PAU, no sólo dependen de lo que sepas, sino también de cómo seas capaz de transmitirlo.

  • Empieza relajándote, concéntrate en tu respiración, ésta ha de ser pausada, consciente y controlada, procura que ninguna parte de tu cuerpo esté tensa.
  • Ocúpate del examen en vez de preocuparte.
  • Lee todas las preguntas del examen despacio. Asegúrate de entender las instrucciones y el enunciado de las preguntas.
  • Comienza por lo que te sabes mejor y continúa con aquello que necesitas pensar más, así ganarás en confianza.
  • Repítete a ti mismo/misma ¡MUY BIEN!, ¡LO ESTOY HACIENDO BIEN! ¡ÁNIMO!
  • No te fijes en los demás, concéntrate en tu examen.
  • Cuando termines el examen, revísalo para asegurarte que has contestado a todas las preguntas o completar si te dejaste algo en blanco; quizá ahora te puedas acordar. Haz un último esfuerzo y repasa.
  • La presentación del examen es muy importante (márgenes, limpieza, buena letra, sin faltas de ortografía…)
  1. ¿QUÉ HACER ENTRE EXÁMENES?
  • Ni se te ocurra ponerte a comentar las respuestas, si te has equivocado solo conseguirás ponerte más nervioso/a para la siguiente prueba.
  • Si ha ido bien, los demás exámenes pueden ir igual; si ha salido mal, tranquilo/tranquila, lo importante es el resultado global. Seguro que los siguientes te salen mejor.
  • Relájate y prepara tu mente para el siguiente examen.

DISFRUTA, YA ERES UN PRE-UNIVERSITARIO/UNIVERSITARIA

Alicia Asencio Verdú

Psicóloga-Orientadora

3º, 4º de ESO y Bachillerato

 

Últimos Tweets

Nuestros alumnos de 2º de ESO A , han resultado ganadores del 13er concurso de cuentos ilustrados organizados por l… https://t.co/2jCgNvVnLr
RT @amigonianosLA: El religioso amigoniano Fr. Bartolomé Buigues Oller nuevo obispo de #Alajuela en #CostaRica ha sido nombrado hijo predil…